Loading
Apr 19, 2017

La evolución de la impresión 3D

Hagamos un pequeño viaje al futuro, estás en un hospital y un paciente necesita urgentemente un trasplante de riñón, los doctores con toda calma preparan al paciente y le informan que su órgano para trasplante estará listo en menos de 24 horas, y sin necesidad de un donador.
Se enciende la impresora 3D y comienzan a imprimir el riñón para el paciente.

¿Alguna vez te imaginaste que una máquina podría replicar un órgano humano?.

¡Pues este escenario ya es una realidad!

En los últimos años se han desarrollado impresoras capaces de imprimir células, tejidos y órganos humanos. Y a pesar de que las impresoras actuales no pueden replicar al 100% la complejidad de un órgano, es una tecnología que avanza rápidamente y podemos estar seguros de que en un futuro próximo podremos ver implantes de órganos impresos en 3D.

Y aunque pareciera que la impresión 3D es una tecnología nueva que apareció de la noche a la mañana y de la cual todos hablan últimamente, la realidad es que existe desde hace décadas.

La impresión 3D nace en 1976 después de haberse inventado la impresora de inyección de tinta, esta tecnología se fue transformando pasando de imprimir imágenes con tinta en formato plano a utilizar distintos materiales.
Desde ese entonces, esta tecnología ha estado muy presente en toda la industria, utilizándose principalmente para fabricar moldes y prototipos.

Pero con la evolución de esta tecnología y la aparición de la impresión 3D por método FDM (Modelado por Deposición Fundida) que le permite al usuario imprimir piezas en plástico a una temperatura relativamente baja y de forma segura. Esta tecnología se ha ido popularizando cada vez más hasta llegar al punto en que existen las impresoras del tamaño de una impresora común de inyección de tinta, o incluso hasta más pequeñas.

En la actualidad se siguen desarrollando formas más eficientes para imprimir en 3D, así como la aplicación de distintos materiales, algunos de los materiales que se pueden utilizar son: Plásticos, Metales como acero, oro, plata y titanio, vidrio, cerámica, resinas, comestibles tales como chocolate y caramelo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Incluso existe una PancakeBot!


Sus aplicaciones son muy variadas hoy en día, van desde crear figuras para decoración, hasta la industria aeroespacial.

Algunos ejemplos de lo que se puede crear con esta tecnología es: Juguetes, joyería, gadgets, utensilios de cocina, instrumentos musicales, prótesis, piezas dentales, automóviles, piezas para aviones, etc.

 

 

 

 

 

 

 

Esta es una impresora 3D Cube doméstica, con la que se pueden producir piezas pequeñas.
Y la primera excavadora impresa en 3D, donde sus piezas principales como la cabina, el brazo o el sistema de refrigeración están impresas con acero.

 

 

 

 

 

 

 

La comunidad de usuarios que diseñan y comparten sus archivos de modelos 3D sigue creciendo en internet, miles de archivos están disponibles al público para que cualquier persona en el mundo pueda imprimirlos en la comodidad de su casa.

Si te interesa compartir o descargar modelos, no te olvides de visitar estos sitios:

Y mantente al tanto con este tema, ya que la impresión 3D va a seguir dando de qué hablar.

Fuentes: 1, 2, 3, 4